A woman standing on the backboard of a couch as she touches the ceiling

Darling is working to translate some of our content into Spanish. If you have edits or feedback on this translation, our team would love your input! Email blog@darlingmagazine.org and include Spanish Translation in your subject line.

For the English version, click here.

Translation via Jennifer Rodriguez

Clic. Presioné la X roja y cerré mi laptop después de terminar mi novena videollamada del día. Durante horas, me vi a mi misma en la pequeña caja en la esquina de la pantalla.

La chica de la caja vestía un cómodo suéter de melocotón y sostenía un lápiz. Había una planta a su izquierda y una taza descansada en el borde de la mesa limpia. Parecía que estaba bebiendo algo vaporoso y delicioso. Se veía organizada y productiva en su estudio de cocina minimalista. No tenía ni idea de quién era.

A diferencia de mis compañeros de trabajo, sabía que la taza estaba vacía y que la planta necesitaba agua. El lápiz en mi mano no estaba allí porque estaba lista para escribir una gran idea, sino como un elemento para calmar mis nervios. Estaba increíblemente agobiada, frustrantemente desorganizada y apenas mantenía la calma.

Mientras mis colegas y clientes veían a un trabajadora de ojos brillantes, yo solo veía desorden. El desorden de mi espacio de trabajo reflejaba mis propios pensamientos confusos.

El desorden de mi espacio de trabajo reflejaba mis propios pensamientos confusos.

Al día siguiente, decidí limpiar. No podía cancelar mis reuniones ni renunciar a mis responsabilidades, así que abordé lo único que podía controlar: la mesa de la cocina. Cuando terminé de limpiar sus contenidos, me oí tomar un largo, profundo aliento mientras una sonrisa involuntaria llegó a mi cara.

Despejar mi espacio, literalmente, me ayudó a despejar mi mente. Inmediatamente me sentí más ligera, como si una brisa refrescante soplaba a través de la ventana; un símbolo del adiós del invierno.

Despejar mi espacio, literalmente, me ayudó a despejar mi mente.

Ese es el punto de la limpieza de primavera, ¿verdad? Para deshacernos de las pertenencias que ya no necesitamos, los objetos que nos pesan. Reflexionemos sobre la última temporada y cultivemos los ambientes que nos traen paz, en nuestros hogares y en nuestros corazones.

Con amor,
Shelby Thomas, la familia Darling

¿Cuál es un área de su hogar o vida que podría necesitar una limpieza de primavera este año? ¿De qué manera puedes despejar pensamientos y sentimientos que te agobian?

Imagen a través Ben Cope, Número No. 15
Total
7
Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*